miércoles, 27 de junio de 2012

Otneuc-oooo.1


No fue hace mucho tiempo, en uno de aquellos días nublado y grises, llenos de penumbra y lluvia, la lluvia que caía del cielo golpeteaba todo a su alrededor golpeaba las caras de las personas las hojas delo arboles el pavimento, todo simplemente algo no golpeaba o mojaba, ni siquiera se creaban charcos  a su alrededor, era un hombre de traje y un gorro que parecía casi adrede que cubría su rostro.
La gente solo lo pasaba o lo rodeaba, se encontraba parado, mirando al frente, no hacía nada salvo mirar, entre el gorro se escapaba un cabello castaño y su manos portaban unos guantes negros, su silueta era tan ensordecedora y llena de misterio que una patrulla se había estacionado frente a él, pero lo que ellos no sabían, era que no quería causarle problemas a nadie, el esperaba la hora, la hora en la que necesitaba buscar, eso…

Las horas pasaron, de la 1 pm se hicieron las 5 y así hasta que el sol casi estuvo oculto en su totalidad, la gente se puso alerta cundo dio el primer paso, puesto que creían que se trataba de una estatua humana, el cielo gris se teñía de un rojo carmesí y el joven camino hacia donde se ocultaba el gran astro luminoso.
La patrulla se fue y el hombre de traje caminaba hacia el oeste, cuando de repente todo colapso, el tiempo se detuvo la gente que caminaba de lado contrario de la calle, los autos todo se detuvo, no hubo razón alguna aparente, solamente todo se detuvo, las gotas del suelos e mantuvieron inertes, salvo el hombre de traje, que siguió caminando, hacia donde el sol se ocultaba.No fue hace mucho tiempo, en uno de aquellos días nublado y grises, llenos de penumbra y lluvia, la lluvia que caía del cielo golpeteaba todo a su alrededor golpeaba las caras de las personas las hojas delo arboles el pavimento, todo simplemente algo no golpeaba o mojaba, ni siquiera se creaban charcos  a su alrededor, era un hombre de traje y un gorro que parecía casi adrede que cubría su rostro.
La gente solo lo pasaba o lo rodeaba, se encontraba parado, mirando al frente, no hacía nada salvo mirar, entre el gorro se escapaba un cabello castaño y su manos portaban unos guantes negros, su silueta era tan ensordecedora y llena de misterio que una patrulla se había estacionado frente a él, pero lo que ellos no sabían, era que no quería causarle problemas a nadie, el esperaba la hora, la hora en la que necesitaba buscar, eso…

Las horas pasaron, de la 1 pm se hicieron las 5 y así hasta que el sol casi estuvo oculto en su totalidad, la gente se puso alerta cundo dio el primer paso, puesto que creían que se trataba de una estatua humana, el cielo gris se teñía de un rojo carmesí y el joven camino hacia donde se ocultaba el gran astro luminoso.
La patrulla se fue y el hombre de traje caminaba hacia el oeste, cuando de repente todo colapso, el tiempo se detuvo la gente que caminaba de lado contrario de la calle, los autos todo se detuvo, no hubo razón alguna aparente, solamente todo se detuvo, las gotas del suelos e mantuvieron inertes, salvo el hombre de traje, que siguió caminando, hacia donde el sol se ocultaba.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada